EL LÍDER SINÉRGICO

 

 Dra. Moraima Romero Silva

 La organización es un universo viviente, compuesto de sistemas complejos: biológico, químico, físico, social, económico, mental, lingüístico, entre otros, donde se producen movimientos, procesos, acciones, conocimientos, los cuales se encuentran  inmersos en constantes cambios, que afectan al entorno y estos a su vez, inciden en ella y en el individuo como tal.  Éste último, a través de sus talentos, conocimientos y actitud innovadora,  genera  sinergia,  dando como resultado el aprovechamiento y maximización de las cualidades de cada uno de los elementos tangibles e intangibles que la conforma.

 Es evidente que la tecnología por si sola no es generadora de valor, es una herramienta imprescindible que facilita la gestión del conocimiento, dentro de la organización, por tanto es el líder, motor esencial y fundamental para inducir al logro de los resultados esperados por ella, Esto se pudiera alcanzar con el trabajo alineado de los equipos, en donde todos los miembros están altamente comprometidos, por medio de la sinergia positiva, es por ello, que el líder requiere del manejo de estilo de estimulación (sociocognitiva) y de integración, las cuales son necesarias e indispensables para el éxito organizacional

 De tal manera, se requiere que el líder tenga una composición equilibrada de intereses de integración organizacional,  su vida personal, espiritual y  social, pues cada persona tiene un carácter distinto y dife­rente. Al respecto, Covey (2006), señala, en el segundo hábito, que la renovación de la dimensión espiritual proporciona liderazgo a la vida, la cual representa el núcleo, centro y el compromiso con su sistema de valores,  uniendo las verdades intemporales de la sociedad donde éste se devuelve.

 Asimismo,  Belohlavek (2007), manifiesta que un estilo de liderazgo sinérgico constructivo y creativo son las dos formas en la cual se desarrolla las acciones  en la organización de mayor valor agregado, igualmente estimula la participación que naturalmente esta basada en una fundamentación para compartir trabajo en pos de un objetivo común. En tal sentido, Rojas (2003), define al líder sinérgico como interdependiente, quien tiene una gran cuota de paciencia, trabaja con honestidad, ejemplaridad, compromiso, visión compartida comprende el comportamiento de cada uno de sus colaboradores sabiendo que cada individuo es singular y es capaz de confiar en otros y colaborar con otros. 

 En consideración a lo antes expuesto, se puede referir que los líderes quienes producen estos escenarios han administrado inteligentemente la herramienta de integración como lo es la sinergia, adquiriendo un significado más socializador, integrador y humanizante, ya que se asume que las personas son todo el conjunto de actores y autores que sinérgicamente relacionados en equipos de trabajo, con sus costumbres, tradiciones, creencias y hábitos conforman la cultura de una organización pues un líder innovador proporcionar apoyo, hace sentir seguro descubriendo las potencialidades de los seguidores con el propósito de lograr la misión, visión y objetivo de la organización.

 A los efecto, un liderazgo sinérgico, según Manes (2005) favorece el progreso y el perfeccionamiento del personal, asimismo, crea una cultura organizacional que garantiza el logro de objetivos porque impulsa el desarrollo sinérgico de talentos, que son los recursos básicos para el funcionamiento de un equipo de alto desempeño.

 De tal modo, que reconocer y utilizar el talento de las personas es clave, puesto que permite identificar un baluarte organizacional íntimamente relacionado con la competencia del personal y con su inteligencia emocional, esto permite citar un pensamiento de Max de Pree, quien decía: “El líder de una empresa debe preocuparse de lo que la gente puede ser, primero; antes de lo que la gente puede hacer”. Por otra parte, se puede señalar que el liderazgo es el equilibrio sinérgico entre el individuo y los grupos de intereses, todos aprenden de todos y el resultado final de todo es mayor que la suma de sus partes.

 Bajo este enfoque, Rendón (2006) refiere,  los líderes que necesitan las empresas modernas son de carácter sinérgico, con sus habilidades, con el compromiso personal,  intelectual y  emocional, trabajando  como un todo, para toda la humanidad. Señala, que el líder más exitoso de todos es aquel que busca otra forma que todavía no está actualizada. Ve las cosas que pertenecen en su presente pero que aun no están allí. Con este talento visionario se crea la inspiración del momento y se da libre curso a las acciones, creando e inventando a medida que se avanza hacia los más grandes  ideales, pensamientos abstractos que ilumina el futuro.

Agrega este autor,  los líderes son poderosos cuando logran que las cosas se hagan, pues estos tienen cualidades tales como: fuerza, compromiso, visión, poder de convencimiento, poseen habilidades comunicativas donde se encuentra la flexibilidad, asertividad, confianza en sí mismo, toma de riego, de decisión, comprensión a sus seguidores entre otras.

 Aunado a lo anterior, Belohlavek (2007), considera que  todas las culturas que triunfan son sinérgicas, tanto interiormente como en su interacción con las culturas competidoras. Agrega, que las compañías más vigorosas son las flexibles, ya que eso les permite cambiar, pues la rigidez impide los cambios y conduce, ineluctablemente, a la decadencia.

 Bajo ese marco de referencia, se requiere citar Frank Maguire, directivo de  Kenctuky Fried Chicken y en Federal, quien en su conferencia en el Forum Mundial de Alta Performance que se celebró en Madrid  y en el posterior workshop (2006) señala que según su experiencia por estas empresas considera que líder necesita de  cuatro pilares fundamentales:

– PASIÓN: Es el verdadero motor de cualquier líder es la pasión, sin ella no existe liderazgo (obtención de colaboración) ni capacidad de cambio ni de gestión. La pasión es realmente contagiosa siendo esta una de las misiones principales del líder.

-ACTITUD: Es  la clave para afrontar con éxito las difíciles situaciones  cuando se presentan. Un líder sinérgico tendrá siempre una actitud positiva y perseverante de tal modo que no se da por vencido a la primera de cambio y positiva hasta en los fracasos visualizándolos como un aprendizaje necesario e imprescindible para conseguir sus verdaderas metas. Un ejemplo extremo de este tipo de actitud extraído del libro de George Kohlrieser fue la de Nelson Mándela que siempre vió los 25 años que estuvo en la cárcel como una preparación para poder liberar a Sudáfrica del apartheid.

-CREATIVIDAD: Vista esta como la capacidad de dar soluciones novedosas a los problemas o de resolver las necesidades de los clientes de una forma diferente y mejor que la que actualmente proporciona el mercado.

 -RELACIONES: claves para la obtención de colaboración. Sin esta capacidad es difícil movilizar al equipo interno de la empresa de una forma sostenible o conseguir una ventaja competitiva de los clientes que no esté asociada a factores como el precio o el producto. Se han visto muchos líderes que han triunfado sin tener esta última competencia gracias a las tres primeras, pero el esfuerzo que han tenido que desplegar para mantener su empresa y su capacidad de crecimiento tiene un límite claro al no saber gestionar este cuarto pilar del liderazgo y el talento. Las relaciones o los establecimientos de vínculos afectivos con las personas es clave para la obtención de colaboración y por tanto para el buen desarrollo del liderazgo.

 A este respecto y de manera de conclusión, se puede afirmar que tanto las habilidades comunicacionales, sociales como las competencias profesionales y técnicas permiten al líder  sinérgico positivo desarrollarse adecuadamente en sus funciones para así facilitar la integración de los grupos de interés internos y  externos,  además de alcanzar los objetivos de la organización de forma armónica con el medioambiente.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Argyris (2000) Comunicación Eficaz. Ediciones Deusto, España.

Belohloverk, P. (2005) Construcción del Capital Humano, Editorial Blue Eagle

Group, Madrid.

Belohloverk, P. (2006) OEE: Overall Equipment Effectiveness. Editorial Blue Eagle

Group, Madrid.

Madrigal, B. (2004) Liderazgo. Enseñanza y Aprendizaje. McGraw Hill

Manes J. (2005) Gestión Estratégica para Institutos. Editorial Granica. México.

Rendón, D. (2006) La Mística del Líder. Editorial Panorama. Madrid.

Rojas, C. (2003) Empresas Competitivas: Como lograrlas. Ram Ediciones. Madrid.

Covey, S (2006) El Octavo Habito: De la efectividad ala grandeza. Editorial Paidos. México

Anuncios

Una respuesta

  1. […] The busiest day of the year was 31 de octubre with 61 views. The most popular post that day was EL LÍDER SINÉRGICO. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: